09 marzo, 2009

Constantino Enguídanos "Juanito" - Informes AHPC (5)

Constantino Enguídanos "Juanito" - Informes AHPC (1)
Constantino Enguídanos "Juanito" - Informes AHPC (2)
Constantino Enguídanos "Juanito" - Informes AHPC (3)
Constantino Enguídanos "Juanito" - Informes AHPC (4)

Micro-film Nº 343 Pág 4 – Foto 83-84

Levante. (Informe de “Juanito”)

Al poco de llegar al campamento advertimos una gran movilización y vimos a los civiles en un campamento que habíamos estado antes. Nosotros pensamos que alguien lo había declarado, pero no sabíamos quién. Después ya ha estado claro quien fue, pues en aquél campamento había estado hacía unos 15 días el responsable del Partido de Valencia, o sea el traidor TOMÁS y sin duda lo había declarado. Entonces tuvimos que abandonar aquella zona trasladándonos a pasar el invierno en el término de Santa Cruz, cerca de la aldea del Marqués. En aquel invierno no hicimos más que ir a suministrar al Más del Olmo, que es donde teníamos los enlaces y que estaba a dos jornadas del campamento, y de vez en cuando a por unos borregos del primer corral que los encontrábamos.

Entrada la primavera, como no teníamos dinero, salieron a casa de un estraperlista con un grupo de camaradas, cogiendo 30 mil pesetas. Después fuimos todo el grupo al Val, aldea de Ademuz y les quitamos los jamones a los que nos habían dicho que eran de derechas y 14.000 pesetas al alcalde por haberse chivado los hijos de nosotros. Después fuimos a Pedro Izquierdo donde cogimos comida para hacer un viaje y les hablamos al personal del pueblo que reunimos en casa del alcalde. Continuamos la marcha y en un punto determinado, los tres responsables: VITINI, BIENVENIDO Y MATEO nos dijeron que nos volviéramos al campamento. De haber tenido más experiencia hubiésemos sabido la idea que llevaban, pero así nos engañaron diciendo que se iban a hacer una operación. La operación que hicieron fue venirse a Francia. Estos nos dejaron las armas en un agujero y una nota en un punto de apoyo diciendo dónde estaban. Cuando íbamos TOMÄS y yo a por ellas, me dejó solo, desertando. Yo cogí la metralleta que habían dejado y marché a un punto de apoyo para juntarme con GRANDE.

En los grupos sólo se hacía que vegetar. Si algún trabajo encomendaban desde la dirección, toda la banda de traidores que teníamos dentro lo sabía también. Las reuniones que se hacían no eran sanas, se hacía una “política” de pelotilla, se hablaba mal unos de otros en los corrillos y en las reuniones ninguno tenía que decir nada. Cuando uno decía las cosas como las veía y las sentía, se le criticaba de chismoso y se le guardaba rencor.

Algunos elementos se dedicaban a enfrentar a unos con otros. Referente a esto me acuerdo de un caso que no se me olvidará nunca porque me hizo quebrarme los cascos para saber cómo podía haber sido aquello. El caso sucedió entre MANOLO, el hermano de JACINTO, y yo. Vivíamos en el campamento MANOLO y yo magníficamente compenetrados y por coincidir mi genio con el suyo siempre estábamos de broma. Llegó a pasar una temporada en aquel campamento el traidor NUÑEZ y al poco tiempo sin darnos cuenta estábamos los dos enfrentados y discutiendo por lo más mínimo; a tal punto llegamos que ya nos teníamos rencor. En una reunión lo planteé tal y conforme era, pero sin saber porqué había sucedido aquello. Cuando me lo expliqué fue al leer
y estudiar el artículo “Hay que aprender a luchar mejor…” que comprendí cual era la labor de los traidores en nuestras filas y entonces recordaba cuando aquél elemento me hablaba mal de MANOLO mientras que a él le hacía lo mismo. No lo he podido comprobar, porque cuando yo comprendí esto ya había muerto el camarada MANOLO, pero no me cabe duda por lo que después he conocido y porque coincidía exactamente con las fechas que él estuvo allí. Este caso me dio la explicación de por qué en los campamentos se tenía pugna y no había cordialidad.

De los elementos que se largaron, puedo decir que de momento me sorprendió, aunque después me he explicado el porqué de todo aquello, confrontando los casos que tenía, con la experiencia y conocimientos recibidos después.

VITINI era un aventurero, degenerado, que no había estado a gusto nada más que cuando había puntos de apoyo donde ir a ver mujeres y a dárselas de “gran jefe”. Cuando las cosas se pusieron serias, duró un poco tiempo haciendo de vez en cuando una escapada a pasar unos días en las casas, con cualquier excusa. Cuando esto se terminó, se le echó el mundo encima, haciéndole la vida imposible a todo el que estaba a su lado, hasta que se marchó.


Micro-film Nº 345 Pág 6 – Foto 87-88

Levante. (Informe de “Juanito”)

MATEO era un hombre cansado, con poco impulso revolucionario. Llevaba
tan difícil la montaña, que le hacía siempre estar de crítica en los corrillos y desmoralizando a los camaradas.

BIENVENIDO era hombre más firme, pero estos dos elementos lo quebrantaron y con unas entrevistas que tuve con la familia, lo tiraron al suelo. Las ideas que tenía eran extrañas porque venía del campo anarquista, pero su instinto era revolucionario.

TOMÁS era un hombre que, desmoralizado por toda esta serie de elementos, y cansado ya de estar en la montaña, vio la posibilidad de marcharse a Barcelona y no la desperdició. Este en su estado de descomposición le hacía la vida imposible a todo el que estaba a su lado.

Cuando me junté con GRANDE, estuve un poco tiempo con él y luego me dejó junto con FRASQUITO, ENRIQUE Y PEÑARANDA, para dar un golpe de dinero, que no le llegamos a dar porque en aquellos días nos llegó la noticia de que habían llegado los camaradas del Regional, los primeros libros e instrucciones.

Hasta que llegaron los camaradas del Regional, en los campamentos se estudiaba muy poco; la mayor parte del tiempo se pasaba hablando de mujeres, de planes aventureros para el futuro y jugando al ajedrez. Desde entonces hacia adelante, ya estudiábamos más, pues yo cogí con mucho entusiasmo aquellos libros, que desde un principio yo comprendía que nos hacían mucha falta. Estaba en ésta tarea de leer todos los libros que me dieron cuando pasó la catástrofe de Santa Cruz, que (cuando) vino a parar PEDRO al grupo que yo estaba y nos organizó el estudio de algunos materiales.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, estoy intentando recopilar información sobre Ojos Azules, pero me es muy difícil. ¿Podrías darme alguna información suya?
Gracias de antemano.

El Maquis dijo...

En principio con ese alias no encuentro nada, pero si me das más pistas sobre lo que buscas, lo que has encontrado o lo que sepas sobre él, a lo mejor encontramos algo.

Anónimo dijo...

Ojos Azules fue un maqui famoso que anduvo por la Serranía de Valencia. Era natural de Alcublas (Valencia) y lideró a un grupo dentro de AGLA. Creo que se llamaba Camilo Montera.