30 agosto, 2011

No la compraré...

He tenido noticias de la publicación de una novela que trata sobre el maquis y su represión por parte de la Guardia Civil. Hasta ahí todo bien. El problema viene tras rebuscar más información y encontrar declaraciones del autor sobre el tema.

La novela se titula "Vista corta y paso largo", de Juan Ignacio Villarías.


En un conocido diario leonés, el titular que encontramos es este: "No escribo bajo influencia de ningún bando, la novela es imparcial". Bando lo que se dice bando no hubo en la Guerra Civil y en la Posguerra, más bien yo encuentro un grupo de golpistas que se hacen con el mando del ejército y atacan la democracia instaurada por medio de las urnas en una República constituida, mal que les pese a los nuevos revisionistas. Por lo tanto, las influencias a la hora de escribir están, y yo mismo tengo las mías, pues estoy del lado de la legalidad, y quien no esté a favor de este lado estará a favor del fascismo que fue quien ganó la guerra, aunque no la razón. No se por qué se esconde en una supuesta imparcialidad si más adelante dice lo que dice.

Bien, dice después que se decide a escribir esta novela por los recuerdos que le trae las historias que le contaba su abuela de "bandoleros" que ocupaban las montañas de Cantabria, y que estas cuestiones están poco explotadas en la literatura española. Bueno, es verdad que no hay una cantidad excesiva de novelas que tengan el eje central de la trama argumental en torno al maquis o guerrilla antifranquista (no bandoleros), o que sean novelas donde tienen contenido apreciable sobre este fenómeno, aunque yo tengo catalogadas 212, pero claro, supongo que él solo habrá encontrado las más famosas.

Termina diciendo que se muestra contrario a la llamada memoria histórica, pues cree (iluso) que el conflicto está superado, y que estos acontecimientos tenían que estar olvidados. Curiosa forma de pasar página la de este autor cuando hay más de 130.000 desaparecidos enterrados en fosas comunes y cunetas... ¿los olvidamos?, ¿tendrá él algún familiar entre ellos?.

Pero ya lo mejor está por venir cuando dice que "Los protagonistas están muertos, viven los hijos y los nietos. Hay que evitar los enfrentamientos. Olvidar las fosas y la Ley de la Memoria Histórica, que es parcial, partidista y revanchista. Rajoy ha prometido derogarla y estoy totalmente a favor".

No hay más palabras, él se lo ha dicho todo, aunque solo un apunte... para estar en contra de la memoria, ¿por qué escribe sobre la posguerra y el maquis?.

3 comentarios:

Antonio Díez dijo...

la última pregunta creo que se responde parcialmente con la bella metáfora que es el título del libro: "vista corta y paso largo"...

Mª José Barreiro López de Gamarra dijo...

Muy bueno y acertado el comentario de Antonio, yo añadiria que igualmente iluso de él se cree que va a comer de esta novelilla, si la vende a los amigos ya es mucho : )

Galileo dijo...

Bueno eso de comer… igual los de “Libertad Digital” le promocionan un poquito y tenemos otro Pío Moa