19 junio, 2007

Carta de José Gómez Gayoso a su esposa

Carta de José Gómez Gayoso a su esposa esperando el momento de su ejecución en la cárcel de A Coruña:

“Me abrió la puerta la policía que me encañonaba. Pude largarme escaleras abajo y largarle dos tiros, pero después se me encasquilló la pistola y en ese momento por el hueco de la escalera me dispararon entrándome una bala por la sien y saliéndome por un ojo... mi desgracia fue que, al recibir el tiro rodé por las escaleras, y al recobrarme no encontré la pistola, sí no, no me cogen vivo... en el hospital nada mas llegar, aun sine hacer la primera cura, sobre la cama de operaciones empezaron a interrogarme los de la brigadilla de la Guardia Civil. Pocas horas después me operaban vaciándome el ojo izquierdo. Me encerraron en una sala solo, con dos guardias a mi lado y cuatro en los pasillos día y noche y me sujetaron los píes con cadenas a los barrotes de la cama y las manos esposadas, no sacándome las esposas ni para comer. Así estuve 11 días...
Todavía a medio curar, teniendo que llevarme entre dos pues las piernas no me sostenían me trasladaron al cuartel de la Guardia Civil, y esa misma noche empezaron los “interrogatorios”... lo que conmigo y Seoane han hecho es difícil de relatar. Solo te diré que mil muertes son preferibles a lo que con nosotros han hecho. Cuando el primero de septiembre salí del calabozo era un esqueleto. El día de mi detención pesaba 73 kilos y ahora peso 48. Tengo el intestino y estomago destrozados y los pulmones no cesan de vomitar sangre. Las manos, solo ahora con enorme dificultad pueden coger la pluma. Los enfureció más el hecho de que a los seis días de nuestra detención se iniciase una ofensiva guerrillera y empezaran a caer fascistas y a quemar centros de Falange y los ayuntamientos de Abegondo y Moeche (Coruña) y uno en Orense. Como ves, Conchi, los palos y torturas cuando conocía estos hechos, se soportaban hasta con alegría, al saber que nuestros bravos guerrilleros respondían como se debía”.


José Gómez Gayoso, Secretario Gral. del PCE en Galicia, ejecutado a garrote vil en la carcel de A Coruña el 8 de noviembre de 1948.

1 comentario:

angel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.